Compilación: Lic. Sandra Arias Betancourt

A partir del año 2003 se inserta el inglés en la educación primaria en Cuba con el objetivo principal de familiarizar a los niños con las características principales del idioma inglés (sistema de sonidos, patrones de entonación y estructuras gramaticales) las cuales los ayudarán a desarrollar una actitud positiva ante este idioma y que, a largo plazo, los ayudará a comunicarse en inglés.[1] Este trabajo se inicia con el sistema de videoclases para suplir la necesidad de un gran número de maestros que dominaran el idioma para cada aula del país. Se ha orientado que el trabajo metodológico a seguir sea el siguiente: dividir el turno de clase con una duración de 45 minutos en tres etapas: antes, durante y después de la visualización.

El programa diseñado consta de 40 horas clases, con una frecuencia a la semana, en los grados tercero, cuarto, quinto y sexto. El proceso de enseñanza-aprendizaje del inglés en la primaria cubana ha sido pensado para que lo lleven a cabo los maestros primarios que no son especialistas de la lengua inglesa. Esto trae como consecuencia que los maestros primarios sientan temor de realizar esta actividad.

Los niños son muy sensibles y sus expectativas, deseos e intereses hacia la asignatura (inglés) desaparecen si alguien, dícese del maestro u otra persona que dirija el proceso, los inhibe. Por lo tanto, el maestro debe actuar como elemento esencial en la esfera motivacional. El maestro debe cumplir con sus dos tareas fundamentales: instruir y educar; y debe además, dadas las condiciones actuales, sentirse inmerso en el proceso.

En las condiciones cubanas actuales, el maestro primario debe “aprender” el idioma inglés “de conjunto” con sus estudiantes. Se aspira que el maestro primario enseñe inglés sin temores y que haga de ese ambiente educativo un momento disfrutable y enriquecedor, motivante, instructivo, creador, interesante e interdisciplinario.

Pero, ¿cómo lograr esto? Además de planificar, diseñar y/o elaborar juegos didácticos, la utilización de medios de enseñanza juega un papel muy importante en este proceso y estos medios logran un alto nivel de asimilación siempre que sean escogidos y utilizados eficientemente. Es de suma importancia la utilización de una amplia gama de medios de enseñanza; medios que sean del agrado de los niños, coloridos, de tamaño considerable y que se vean a distancia. Estos pueden ser diseñados y elaborados por el propio maestro, o pueden estar ya elaborados.

A través de juegos, canciones, rimas e imitaciones se transmiten los conocimientos de la lengua extranjera de forma que los estudiantes se apropien de estos directa e indirectamente. “Generalmente las canciones se aprenden enseguida. Se sabe que la rima y el ritmo son excelentes auxiliares; por eso hubo una época en que hasta las verdades religiosas, las reglas gramaticales, las fechas históricas, etc. se aprendían por medio de versos más o menos correctos. Por eso conviene, siempre que haya ocasión, enseñar a los alumnos poesías cortas y sencillas, rimas e interesarlos por construir sus propias canciones pues ellas producen un efecto educativo muy significativo en los niños contribuyendo a la motivación y el aprendizaje. Las canciones, rimas y poemas llevan consigo la comprensión, el análisis y la construcción del mensaje. Lo importante de la utilización de estas es poner el arte en función del aprendizaje. Sería, además, útil para el maestro comenzar el entrenamiento de construcción de rimas a partir del vocabulario básico que aprende el estudiante, pues se pretende hacer de la clase de inglés un espacio cultural para el niño, donde este es capaz de: cantar, recitar, dramatizar, admirar lo bello, sentir la música, entre otros.”[2]

En lo que a los juegos de roles respecta, es una de las técnicas más utilizadas en las aulas cubanas actualmente y que contribuye a que todos los estudiantes se desenvuelvan con mayor libertad ante situaciones familiares o no que se les puedan presentar en su vida cotidiana. Esta comunicación, es necesario aclararlo, será muy sencilla y de corta duración, pues el niño no siempre logra entender patrones nativos, acentos y entonaciones o se presenta tímido e inhibido.

Somos de la opinión que los maestros primarios son un componente clave para el satisfactorio desarrollo de este proceso de enseñanza y aprendizaje.

ATRÁS



[1] Colectivo de autores. Precisiones para la enseñanza del idioma ingles en la Escuela Primaria Cubana. La Habana: Soporte digital; 2006, p 2.

[2] http://www.ucp.pr.rimed.cu/sitios/revistamendive/nanteriores/Num14/PDF/4.pdf. 05/05/2011, p 2.

Comentarios


Deja un comentario